Una preboda rústica

Pues sí. La preboda de Olaia e Iker tenía buena pinta, muy buena pinta. Querían una sesión preboda muy sencilla, en un entorno muy familiar para ellos, con la naturaleza de fondo. Y entonces nos trasladamos a Oiartzun, que bien podría ser Alaska.. Suelen pasear mucho por allí y para ellos era especial y la verdad que cuando llegamos, el entorno nos cautivó a nosotros también.

Y no sólo el entorno… Olaia e Iker son de esas parejas que te dan alegría, que te recuerdan constantemente porque te encanta tu trabajo; esas personas que te hablan de sus cosas de forma natural, esas personas con las que sientes un buen rollo increíble, gente maja, gente buena. Y aunque Olaia llegaba un poco nerviosa (normal 100%), lo hicieron genial. Enseguida entraron en el juego, vieron que lo esencial era ser naturales, era reír, era hablar, era mostrar la complicidad que existe entre ellos.

La sesión preboda fue la mejor forma de conocernos, de conocerlos, de hablar de todo, de lo que nos gusta comer, del gimnasio… de todo! Y aunque se casen en Julio, ya estamos impacientes que llegue ese día… porque va a ser un bodón!

Pues al lío, os dejamos con algunas de las fotos de la sesión preboda de esta pareja, Olaia & Iker, Iker & Olaia, dos personas geniales:)

Gracias majetones!

OlaiaIker-8OlaiaIker-12OlaiaIker-13OlaiaIker-15OlaiaIker-19OlaiaIker-20OlaiaIker-21OlaiaIker-23OlaiaIker-24OlaiaIker-26OlaiaIker-28OlaiaIker-30OlaiaIker-32OlaiaIker-33OlaiaIker-34OlaiaIker-35OlaiaIker-39OlaiaIker-46OlaiaIker-47OlaiaIker-49OlaiaIker-53OlaiaIker-54OlaiaIker-61